Los accidentes son la primer causa de muerte en adultos, niños y adolecentes, además de una de las principales causas de incapacidad transitoria o permanente. Por esto, todos debemos estar preparados para saber qué hacer en caso de una emergencia. Los primeros minutos antes de la llegada de un médico de urgencias pueden ser la diferencia entre la vida o la muerte.

Un accidente pueden ocurrir en cualquier momento, lugar y circunstancia. Teniendo conocimientos de primeros auxilios, procediendo con calma y poniendo en práctica los principios de acción podemos salvar una vida en una emergencia médica.

Los principios de acción son:

  • Revisar: Se deben identificar las lesiones de la víctima y se deben evaluar los riesgos. Al actuar no debemos agravar las lesiones del accidentado o producir lesiones en nosotros mismos. Se deben observar, además, las causas del accidente y la condición del accidentado.
  • Llamar: Se debe solicitar de inmediato ayuda profesional, comunicando con calma lo que se ha revisado. La comunicación precisa de las causas del accidente, y las lesiones y el estado del accidentado hará que las acciones de los profesionales sean mucho más eficientes.
  • Atender: Se deben poner en práctica las técnicas de primeros auxilios que eviten las complicaciones graves o la muerte del lesionado mientras se espera la llegada de los profesionales. Para poder aplicar estas técnicas con seguridad y responsabilidad es necesario practicarlas con regularidad.

Botiquín de Primeros Auxilios

En cada hogar, escuela, oficina, industria o automóvil debe haber al menos un botiquín de primeros auxilios básico. Debe surtirse regularmente de los medicamentos y elementos necesarios para actuar en una emergencia, ya sea para reducir los daños o salvar una vida.

Un botiquín debe estar en un lugar fresco, seco y de fácil acceso, preferiblemente señalizado, pero fuera del alcance de los niños. Deben revisarse con frecuencia la fechas de vencimiento de los medicamentos y elementos estériles, además debe reponerse lo que se ha usado o desgastado.

Para atender una emergencia, un botiquín debe contar con:

  • Teléfonos de Servicios de Urgencias, Hospitales o Médicos cercanos.
  • Desinfectante
  • Alcohol medicinal
  • Cinta adhesiva
  • Algodón
  • Agua oxigenada
  • Vaselina blanca
  • Gasas esterilizadas
  • Vendas limpias de 3 tamaños
  • Tijeras limpias
  • Jeringas y agujas desechables
  • Termómetro
  • Aspirinas y analgésicos
  • Anti diarreico
  • Anti vómitos
  • Antihistamínico para casos de intoxicación
  • Loción de calamina (caladril)
  • Jabón neutro
  • Linterna y pilas